Buscar
  • Irma Gonzalez R

Luna Llena en Leo. Cambio de rumbo.



Los ciclos lunares son portales que despiertan distintas energías, y que poseen un influjo directo sobre nuestra vida como humanos en el planeta Tierra. La Luna en su recorrido por la bóveda celeste se impregna del rocío que emana cada signo zodiacal que visita, absorbiendo sus naturalezas esenciales, transformándolas alquímicamente para entregarnos todo su potencial en perlas de sabiduría y alimento para el alma.


Luna Llena en Leo


En esta ocasión la Luna llega al final de su vida (fase llena) en el signo de Leo, el signo del Sol, la brújula que dirige la ruta, el estandarte que marca el buen camino. Donde se encuentre el Sol en tu carta natal ahí estará tu brújula marcando hacia donde debes dirigirte, y también donde esta tu más esplendoroso brillo.


Leo es una energía de fuego, de consciencia, de direccionalidad, de emprender hacia un camino establecido con voluntad y determinación. la Luna en esta fase completa te propone un cambio de rumbo, una nueva dirección, desplegar las velas y navegar a un nuevo horizonte. Si estabas flotando en aguas lunares de indecisión o de dispersión, impregante de las bondades de la Luna llena en Leo y su fuego emprendedor. Si ya tenías un rumbo establecido puedes potenciarlo liderizando aún más la ya conocida ruta, para que puedas obtener el máximo beneficio de los factores que acompañan tu vigoroso viaje.


La Luna llena en Leo funciona como un faro, una luz en medio de la tormenta interior que nos dejó la pasada Luna Nueva. El faro siempre guía en la oscuridad representa la luz hacia donde dirigirte a buen puerto. Es la señal esperada, la esperanza, el mañana luminoso que cada individuo debe recrear en la materia. El Sol en Acuario opuesto a la Luna, nos recuerda que la luz propia también ilumina y guia al colectivo.


Mercurio en los últimos grados de Acuario es el instrumento de cambio, el compás que marca y señala las ideas creativas que tocarán tierra a través de Urano en Tauro.


Cambio de rumbo


A pesar de las convulsiones externas y extremas, de la profunda emocionalidad que estas experimentando, del no saber, de la incertidumbre, busca y dirige tu brújula personal hacia una meta definida con determinación y entusiasmo, hazte gigante en ella, y permite que cada tropiezo te empodere aún más. Fuera y dentro son reflejos, crece en las dificultades, crece como colectivo, y haz que tu realidad luminosa se proyecte en la realidad del planeta.


Me abro a esta Luna llena con cálidez, paz y mucho entusiasmo. A nivel personal mi brújulainterna cambia de rumbo. Emprendo un nuevo proyecto que está a punto de nacer en la materia, y que pronto compartiré con mucha ilusión y cariño.


¿Y tú, ya tienes un CAMBIO DE RUMBO?...nunca es tarde para emprender una nueva ruta.



Irma González R



“El auténtico líder no tiene que liderar, simplemente está satisfecho con señalar el camino.”

Henry Miller



© 2012 by Yoga by the sea. All rights reserved